La carne de vacuno perfecta para cocinar al horno

3.2/5 - (30 votos)
Índice
  1. ¿Cuál es la mejor carne de vacuno para el horno?
    1. Cortes de carne para preparar al horno

¿Cuál es la mejor carne de vacuno para el horno?

Si queremos hacer un asado al horno, la tapabarriga es un corte perfecto. Tiene textura blanda y bastante grasa en su cara externa, lo que lo vuelve un corte jugoso y de buen sabor. Es de forma irregular, con grosor medio, y se reconoce por su color rojo claro.

Cortes de carne para preparar al horno

Preparar tus alimentos al horno es una de las opciones más saludables que hay en la cocina. La carne no pierde sus nutrientes y sus jugos reducen el uso de aceite. Para que este método sea un éxito, es importante conocer la temperatura y el tiempo de cocción de los alimentos, así como precalentar el horno para que la cocción sea uniforme y no se sequen. Ahora bien, existen cortes de vacuno para el horno que son mejores que otras, sobre todo si queremos conservar una dieta sana. Para que aproveches los beneficios de este método de preparación, compartimos varias opciones de carnes.

¿Cuál es la mejor carne de vacuno para el horno?
  • Posta negra: Si queremos una carne magra, la posta negra es la indicada. Tiene poca grasa y nervios y es muy jugosa. La podemos identificar por su color rojo oscuro y su aspecto redondo.
  • Lomo liso: Es uno de los cortes más blandos, jugosos y con poco nervio, aunque tiene una capa de grasa en la superficie que le aporta sabor. El Lomo Liso se caracteriza por ser una pieza gruesa y alargada en forma rectangular.
  • Punta paleta: También es considerado como un corte blando. Tiene un nervio al interior que se puede retirar antes de cocinar, y lo reconocemos por su forma triangular y su color rojo oscuro. Otra opción es prepararlo al sartén o a la cacerola, cortado en medallones.
  • Filete: El filete es una alternativa tierna y jugosa para preparar al horno. Tiene poca grasa, mucho sabor y tiene forma alargada. También se puede cocinar a la parrilla o la cacerola.
  • Tapa barriga: Si queremos hacer un asado al horno la tapabarriga es un corte perfecto. Tiene textura blanda y bastante grasa en su cara externa, lo que lo vuelve un corte jugoso y de buen sabor. Es de forma irregular, con grosor medio, y se reconoce por su color rojo claro. Se recomienda retirar el exceso de grasa que haya en los bordes antes de cocinarla.
  • Palanca: Este corte es semi magro, en sus extremos tiene capas de grasa que le dan sabor al prepararla. La Palanca es de consistencia semi firme, color rojo oscuro y tiene forma rectangular y delgada, con los bordes redondeados.
  • Asiento: Está dentro de los cortes magros y tiene una forma semi cuadrada. Tiene una textura gruesa y se identifica por su tonalidad oscura. El Asiento también se puede preparar a la cacerola o al sartén.
  • Choclillo: También es un corte magro, muy jugoso y de sabor suave. Se caracteriza por tener forma alargada y es ideal para asados al horno.
Artículo Relacionado  Calorías de un plato de espaguetis con carne picada: ¡Sorprendente contenido calórico!

Estos son solo algunos ejemplos de los cortes de carne de vacuno que puedes preparar al horno. Recuerda que la elección del corte dependerá de tus preferencias personales y de la receta que estés siguiendo. ¡Experimenta y disfruta de deliciosos platos de carne al horno!

Espero que este artículo te haya sido útil para conocer las diferentes opciones de carne de vacuno que puedes utilizar para preparar en el horno. Si tienes alguna pregunta o duda adicional, no dudes en dejarme un comentario. ¡Estoy aquí para ayudarte!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Éste sitio web almacena cookies para mejorar la experiencia de navegación Más info...