La OMS y su postura sobre el consumo de carne

Índice
  1. ¿Qué dice la OMS de comer carne?
    1. ¿Cuál es el riesgo?
    2. ¿Cuál es el mecanismo?
    3. ¿Qué hay de la carne roja?
    4. ¿Qué se puede hacer?
  2. Receta de carne a la parrilla
    1. Ingredientes:
    2. Lo que aporta:
    3. Preparación:

¿Qué dice la OMS de comer carne?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha declarado que el consumo de carne procesada, como salchichas, hamburguesas o embutidos, aumenta el riesgo de sufrir cáncer. Según un panel de expertos de la OMS, la carne procesada es "probablemente carcinógena". Esta declaración ha generado un gran debate y controversia en todo el mundo.

La OMS basa su declaración en una evaluación exhaustiva de más de 800 estudios realizados en todo el mundo sobre el consumo de carne y el riesgo de cáncer. Los expertos concluyeron que existe evidencia suficiente para afirmar que el consumo de carne procesada aumenta el riesgo de sufrir cáncer colorrectal. Además, también encontraron evidencia limitada de que el consumo de carne roja en general también puede aumentar el riesgo de cáncer, aunque en menor medida.

La carne procesada se define como cualquier carne que ha sido transformada a través de la salazón, el curado, la fermentación, el ahumado u otros procesos para mejorar su sabor o conservación. Esto incluye productos como salchichas, hamburguesas, embutidos, tocino, jamón, entre otros.

¿Cuál es el riesgo?

Según la OMS, el consumo diario de 50 gramos de carne procesada, aproximadamente el equivalente a una salchicha, aumenta el riesgo de cáncer colorrectal en un 18%. El cáncer colorrectal es uno de los tipos de cáncer más comunes en el mundo y se estima que causa más de 600,000 muertes cada año.

Es importante destacar que el riesgo absoluto de desarrollar cáncer colorrectal debido al consumo de carne procesada sigue siendo relativamente bajo. Sin embargo, dado que el consumo de carne procesada es generalizado en muchas sociedades, incluso un pequeño aumento en el riesgo puede tener un impacto significativo en la salud pública.

¿Cuál es el mecanismo?

No se ha identificado un mecanismo específico que explique la relación entre el consumo de carne procesada y el cáncer. Sin embargo, se cree que los compuestos químicos presentes en la carne procesada, como los nitratos y nitritos, así como los productos de la reacción de la digestión de la carne, como las aminas heterocíclicas y los hidrocarburos aromáticos policíclicos, pueden jugar un papel en el desarrollo del cáncer colorrectal.

Además, el alto contenido de grasa y las técnicas de cocción utilizadas al preparar la carne, como la parrilla o la fritura, también pueden contribuir al riesgo de cáncer.

¿Qué hay de la carne roja?

Si bien la carne procesada se considera "probablemente carcinógena", la OMS clasifica la carne roja como "probablemente carcinógena". Esto significa que hay evidencia limitada de que el consumo de carne roja puede aumentar el riesgo de cáncer, pero no es suficiente para establecer una relación causal definitiva.

La carne roja incluye cualquier carne de mamífero, como la carne de res, cerdo, cordero y cabra. Aunque la evidencia es limitada, algunos estudios sugieren que el consumo de carne roja puede aumentar el riesgo de cáncer de colon, próstata y páncreas.

¿Qué se puede hacer?

La declaración de la OMS no implica que se deba eliminar por completo el consumo de carne procesada o carne roja de la dieta. Sin embargo, la recomendación es limitar su consumo y optar por alternativas más saludables.

La OMS sugiere que se puede reducir el riesgo de cáncer colorectal mediante la adopción de una dieta equilibrada y saludable, rica en frutas, verduras, granos enteros y legumbres. Además, se recomienda limitar el consumo de carnes procesadas y optar por fuentes de proteínas más saludables, como pescado, aves de corral, legumbres y nueces.

Es importante tener en cuenta que el riesgo de desarrollar cáncer colorrectal está influenciado por varios factores, incluyendo la genética, el estilo de vida y otros hábitos dietéticos. Por lo tanto, es necesario adoptar un enfoque integral para la prevención del cáncer, que incluya una dieta saludable, actividad física regular, no fumar y someterse a pruebas de detección regular.

Receta de carne a la parrilla

¿Qué dice la OMS de comer carne?

Ingredientes:

  • 1 kg de carne de res
  • Sal y pimienta al gusto
  • Aceite de oliva

Lo que aporta:

  • Calorías: 250 por porción
  • Grasas: 12g
  • Proteínas: 30g
  • Carbohidratos: 0g

Preparación:

  1. Encender la parrilla y calentarla a fuego medio-alto.
  2. Sazonar la carne con sal y pimienta al gusto.
  3. Cepillar la parrilla con aceite de oliva para evitar que la carne se pegue.
  4. Colocar la carne en la parrilla y cocinar durante 4-6 minutos por cada lado, dependiendo del grosor de la carne y del punto de cocción deseado.
  5. Retirar la carne de la parrilla y dejar reposar durante unos minutos antes de cortar y servir.

Esta receta de carne a la parrilla es una opción saludable para disfrutar de la carne roja en moderación. Al cocinar la carne a la parrilla, se reduce la cantidad de grasa añadida, lo que la convierte en una opción más saludable que otras formas de preparación, como freír o asar a la parrilla.

Recuerda que esta receta es solo una opción y que es importante tener en cuenta las recomendaciones de la OMS con respecto al consumo de carne procesada y carne roja. Siempre es recomendable consultar a un profesional de la salud antes de realizar cambios significativos en la dieta.

Espero que esta información haya sido útil y te haya ayudado a entender mejor lo que dice la OMS sobre comer carne. Si tienes alguna pregunta o duda adicional, no dudes en dejar un comentario y estaré encantado de responder.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Éste sitio web almacena cookies para mejorar la experiencia de navegación Más info...